201612.27
1

¿Me devolverá el banco el dinero cobrado de más por la cláusula suelo?

La noticia del año y quizás del siglo para los hipotecados ha sido la reciente sentencia

del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que condena a las entidades financieras

españolas a devolver todas  las cantidades indebidamente cobradas en aplicación de la

cláusula suelo, lo cual ha generado grandes expectativas entre los consumidores, así

como numerosas dudas sobre sus efectos prácticos.

Para arrojar un poco de luz sobre este tema, he recurrido a Federico Wahnich, el

abogado de Euribor.com.es y que ha ayudado a muchos foreros con sus cláusulas suelo

e hipotecas multidivisa (por ejemplo hace poco ha publicado un Modelo de carta

actualizado con la Sentencia TJUE de 21 de diciembre de 2016 que podéis utilizar

gratuitamente)

Si queremos entender los efectos prácticos de dicha sentencia resulta necesario

explicar los antecedentes y el contexto en que ha sido dictada la Sentencia

El 9 de mayo de 2013 el Tribunal Supremo declaro en su Sentencia nº 241/2013 la

nulidad de las cláusulas suelo de BBVA, Cajamar y Nova Caixa Galicia Banco,

estableciendo en su fallo que las cláusulas de dichas entidades eran nulas pero sin

efectos retroactivos, de manera que los bancos afectados por esa Sentencia

procedieron a eliminar las cláusulas suelo a sus clientes pero sin devolver el dinero

indebidamente cobrado en aplicación de dichas cláusulas declaradas nulas.

Posteriormente en fecha 25 de marzo de 2015, en Sentencia nº 139/2015, el Tribunal

Supremo estableció que desde la publicación de su Sentencia de fecha 9 de mayo de

2013, los bancos que no habían sido afectados por su anterior sentencia,  ya conocían

los requisitos de transparencia exigidos por la Jurisprudencia y en consecuencia si

resultaban condenados a eliminar las cláusulas suelo de sus clientes  debían devolver

las cantidades indebidamente cobradas desde el 9 de mayo de 2013.

Al limitar el Tribunal Supremo la retroactividad al 9 de mayo de 2013 y apartarse del

artículo 1.303 del Código Civil, que establece que una vez declarada la nulidad de una

obligación, los contratantes deben restituirse recíprocamente las cosas que hubiesen

sido materia del contrato, el Juzgado Mercantil nº1 de Granada elevó una cuestión

prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la UE para saber si era compatible con la

Directiva Comunitaria 93/13 del Consejo, de 5 de abril, limitar la retroactividad de las

cláusulas abusivas utilizadas con consumidores a fecha 9 de mayo de 2013.

En fecha 21 de diciembre de 2016, el TJUE resuelve la cuestión planteada y se

pronuncia solamente sobre si es posible limitar la retroactividad al 9 de mayo de

2013, concluyendo que no cabe limitar los efectos retroactivos a los consumidores de

una cláusula abusiva declarada nula. En consecuencia dicha Sentencia no cambia en

nada el panorama actual, en el sentido de que Europa no ha condenado a los bancos

a devolver el dinero indebidamente cobrado en aplicación de la cláusula suelo. En

cambio, esta Sentencia permitirá que los consumidores puedan solicitar a partir de

ahora la devolución de intereses a todos los bancos que han aplicado en algún

momento la cláusula suelo a sus clientes, con independencia de que hayan sido

anteriormente condenados por el Tribunal Supremo (BBVA, Cajamar, Abanca o Banco

Popular) o las hayan dejado de aplicar voluntariamente sin devolver el dinero

indebidamente cobrado como es el caso de Caixabank o la desparecida Catalunya Banc

ahora absorbida por BBVA, así como el resto de entidades financieras que siguen

cobrando el suelo a sus clientes amparándose en que no han sido condenados por el

Tribunal Supremo a eliminarlas.

Sería ingenuo pensar ahora que los bancos van a devolver todo el dinero

voluntariamente, si cuando la retroactividad estaba limitada al 9 de mayo de 2013, los

bancos obligaban a sus clientes a demandar para conseguir la nulidad y la

retroactividad, amparándose en que sus cláusulas eran legales o que no habían sido

condenados por el TS, siendo la estrategia general en el sector de provisionar el dinero

a la espera de que fueran demandados, a sabiendas que la estadística juega a su favor

y que el porcentaje de clientes que les acabará reclamando judicialmente es muy

pequeño, aunque ahora con esa nueva Sentencia del TJUE la cosa se complica para los

bancos en favor de los consumidores que verán cómo pueden recuperar todo el dinero

que se les ha cobrado indebidamente en aplicación de una cláusula suelo, la cual no

supera los filtros de transparencia exigidos por nuestro Alto Tribunal.